La masacre de Lasalin y la crisis de derechos humanos en Haití

Por Judith Mirkinson y Seth Donnelly

Introducción

El 13 de noviembre de 2018, la policía y otro personal paramilitar ingresaron al vecindario de Lasalin en Puerto Príncipe, Haití. Lo que siguió fue una masacre de la población civil. Los edificios, incluidas las escuelas, fueron disparados y destruidos, varias personas fueron heridas y asesinadas, algunas quemadas vivas, las mujeres fueron agredidas sexualmente y violadas y cientos fueron desplazados por la fuerza de sus hogares. Los cuerpos fueron quemados, llevados para ser desaparecidos, enterrados, para nunca ser encontrados, o en algunos casos para ser comidos por perros y cerdos.

El gobierno haitiano, los principales grupos de derechos humanos e incluso los ocupantes de las Naciones Unidas en Haití, conocido por el acrónimo MINUJUSTH, han reconocido ampliamente que algo terrible ocurrió en Lasalin. Sin embargo, en todos los casos, se ha intentado minimizar y ocultar lo que realmente sucedió. Se ha disminuido el número de muertos y heridos, se ha subestimado el alcance de la destrucción de las comunidades y el desplazamiento, y la violencia se ha atribuido principalmente a las “pandillas que luchan por el territorio”.

La masacre de Lasalin fue diseñada para castigar y destruir un vecindario conocido como un bastión del movimiento popular de Lavalas y centro de oposición. Nuestra investigación determinó que la narrativa de la “guerra de pandillas” oscurece la realidad de que el ataque a Lasalin fue orquestado y apoyado por el gobierno, con la policía colaborando y armando elementos criminales. Según muchos residentes y sobrevivientes de Lasalin, el coordinador de la masacre fue Pierre Richard Duplan, alias Pierrot, del PHTK (Parti Haïtien Tèt Kale, el partido gobernante de Jovenel Moise). Duplan había fracasado en su intento de convertirse en alcalde de Puerto Príncipe y ahora era el delegado del gobierno para el Departamento Occidental de Haití.1 Un informe de derechos humanos de la ONU publicado el 21 de junio de 2019 también implica a Duplan.2 The Miami Herald reveló en un artículo del 15 de mayo que una investigación policial había confirmado la participación de funcionarios gubernamentales de alto nivel en el gobierno de Jovenel Moise en la masacre, rastreando un rifle de asalto asignado al Palacio Nacional para la masacre.3 Estos son solo algunos de los ejemplos de involucramiento gubernamental en la masacre.

El 1 de abril de 2019, los miembros del Haiti Action Committee (HAC, Comité de Acción de Haití) y National Lawyers Guild (NLG, el Gremio Nacional de Abogados) fueron a Haití para investigar la masacre del 13 de noviembre en Lasalin, así como el patrón continuo de represión y asesinatos extrajudiciales contra las personas de Lasalin y otros barrios conocidos por su activismo contra el gobierno. Encontramos un patrón claro de paramilitares / escuadrones de la muerte armados e incitados por el gobierno para aterrorizar a la población y evitar la oposición. Este nivel de violencia y represión no se ha visto desde el golpe de Estado de 2004 contra el presidente Aristide que, según un estudio publicado en la revista médica The Lancet, resultó en un estimado de 8,000 muertes solo en el área de Puerto Príncipe.4

Nuestro equipo incluida Judith Mirkinson, Presidenta del capítulo de San Francisco del Gremio Nacional de Abogados; Margaret Prescod, productora del programa de radio “Sojourner Truth” emitido a nivel nacional en Pacifica Radio y miembra de Women of Color / Global Women’s Strike (Huelga de Mujeres/Mujeres de Color Mundial); Ramiro Funez, productor asistente de “Sojourner Truth”; y Seth Donnelly, miembro del Comité de Acción de Haití y la Asociación de Maestros de California. Margaret Prescod proporcionó cobertura de nuestros hallazgos en “Sojourner Truth” y el programa de televisión “The Real News Network”. 5

Metodología del informe

El 1 de abril de 2019, nuestro equipo fue a Lasalin y realizó entrevistas con los residentes que habían presenciado los asesinatos y / o que habían perdido seres queridos en la masacre. También reunimos evidencia física de los asesinatos. Esa misma tarde, fuimos a un mercado abandonado en Waf Jeremy y entrevistamos a algunos de los residentes que se vieron obligados a huir de sus hogares en Lasalin. Seguimos estas entrevistas directas el 2 de abril hablando con periodistas de investigación haitianos que habían seguido de cerca la situación en Lasalin, desde antes de la masacre hasta la actualidad. También nos reunimos con trabajadores de derechos humanos haitianos.

Después de nuestra visita, otra delegación estadounidense de derechos humanos fue a Haití entre el 24 y el 27 de abril para dar seguimiento a nuestra investigación. Esta segunda delegación incluyó a la Congresista de los Estados Unidos, Maxine Waters; la periodista de investigación Margaret Prescod; el co-fundador del Comité de Acción de Haití, Pierre Labossiere; el actor Danny Glover; y los abogados de derechos humanos del NLG Walter Riley y Brian Cocannon. La evidencia adicional reunida por esta segunda delegación confirma los hallazgos de este informe. Como expresó Walter Riley: “Tenemos informes de testigos presenciales de que estos ataques no son, como la prensa y la embajada de EE.UU, simplemente pandillas, sino parte de milicias respaldadas por algunos en la administración Moïse. El asesinato y la brutalidad es una política del gobierno haitiano que cuenta con el respaldo de Estados Unidos”. De manera similar, Brian Concannon declaró: “He trabajado en casos de violencia política en Haití durante 24 años y los informes de testigos de Lasalin, Tokyo y Site Vincent son demasiado similares a otros actos notorios de opresión patrocinados por el Estado … Con los TonTon Macoutes de Duvalier, los escuadrones de la muerte FRAPH y ahora los grupos violentos bajo la administración de Moïse, el motivo para cada uno ha sido silenciar los llamados a la justicia y la democracia y aterrorizar opositores del gobierno, mientras disfrazan la participación del gobierno”.6 La congresista Waters dijo que estaba “horrorizada y conmocionada” por los asesinatos y prometió comprometerse con sus colegas en el Congreso para usar “cualquier influencia y poder que tengamos para ayudar a que cese la violencia porque esto no es concienzudo ni tolerable”.7

Además de la información recopilada de estos pasos y fuentes, también hemos leído y analizado informes de organizaciones de derechos humanos haitianas sobre la masacre del 13 de noviembre. Además, hemos extraído evidencia corroborante de nuestros hallazgos de periodistas de investigación haitianos y de una entrevista pública con uno de los principales responsables de la masacre, el ex-oficial de policía Jimmy Cherizier, también conocido como “Barbecue”.

¿Por qué Lasalin?

Lasalin es un vecindario con una población de aproximadamente 5,000 en la sección del centro de Puerto-Príncipe. Es parte del Departamento Oeste de Haití y limita con el infame puerto de Croix des Bossales, donde los franceses trajeron por primera vez a los esclavos africanos a Haití. El puerto todavía se usa mucho para el tráfico comercial. Lasalin ha sido conocido como un bastión de Lavalas, el partido popular de base del presidente Jean Bertrand Aristide, desde que el presidente Aristide era párroco en la iglesia de San Juan Bosco ahí mismo. Durante el período de Aristide, se construyeron hospitales, viviendas y escuelas, de acuerdo con las políticas promulgadas en todo el país. Estos edificios fueron particularmente atacados durante la masacre.

El ataque a Lasalin llega en un momento de creciente violencia y represión. A partir de julio de 2018, ha habido manifestaciones masivas en protesta por el robo de 4.200 millones de dólares de dinero de Petro Caribe: petróleo prestado por Venezuela a Haití que luego podría haber sido vendido para obtener ganancia. El dinero extra podría haber sido utilizado para financiar programas sociales en Haití. En cambio, este dinero simplemente desapareció. Durante tres días en julio de 2018, decenas de miles protestaron en las calles exigiendo el fin de los aumentos de los precios del gas, una explicación de los fondos faltantes y la renuncia del presidente Jovenel Moise. Las manifestaciones llevaron a Puerto Príncipe a un paro total y resultó en la renuncia del primer ministro Jacques Guy Lafontant. Las manifestaciones, que se les han respondido con gases lacrimógenos, balas de goma y munición real, continúan hasta nuestros días.

Cronología de eventos

Basada en entrevistas extensas con trabajadores de derechos humanos haitianos, periodistas y los residentes de Lasalin, hemos construido la siguiente cronología de eventos previos y posteriores a la masacre del 13 de noviembre.

● El 13 de octubre de 2017, una delegación del gobierno que incluía a la primera dama haitiana Martine Moise y luego al ministro del interior Roudolphe Saint Albin fue a Lasalin y se reunió con Herve Bonnet Barthelemy, conocido como “Bout Jan Jan”, y otros líderes de la comunidad. Entre otros asuntos discutidos, la delegación del gobierno pidió a estos líderes que no permitieran manifestaciones antigubernamentales y de oposición dentro y a través de Lasalin, así como en Saint Jean Bosco, un área frente al vecindario cercano de Tokyo, cerca de una intersección frecuentemente utilizada para protestas.8

● El 15 de octubre de 2018, representantes de la oposición política celebraron una conferencia de prensa en Lasalin, apoyando el movimiento Petro Caribe y exigiendo el fin del gobierno de Jovenel Moise.9

● El 17 de octubre de 2018, durante un feriado nacional que conmemora la muerte del líder revolucionario haitiano Jean Jacques Dessalines, las personas en Lasalin se negaron a dar la bienvenida al presidente Jovenel Moise, que vino al vecindario para colocar la corona tradicional en un monumento para Dessalines.

● En cambio, la presencia de Moise fue protestada vigorosamente por la comunidad. La policía respondió con disparos. Además, hubo una protesta masiva de Petro Caribe que ocurrió dentro y pasó por Lasalin ese día.10

● Según los residentes de Lasalin, la primera dama Martine Moise visitó Lasalin en octubre de 2018 días antes de que comenzaran los asesinatos en noviembre. Según los informes, intentó
sobornar a la comunidad con ofertas de dinero. Su intento de asegurar su lealtad no tuvo éxito.

● El 1 de noviembre de 2018, un feriado conocido como “Día de Todos los Santos”, Serge Alectis, también conocido como “Ti Junior”, líder de Chabon, una fuerza paramilitar que trabaja con el gobierno, dirigió un ataque contra Bout Jan Jan y Julio Pyram, también conocido como “Kiki” en Lasalin, matando a Kiki junto con otros cuatro e hiriendo a Bout Jan Jan.11 Posteriormente, la policía arrestó a Bout Jan Jan en el hospital a pesar de la oposición de la comunidad, sigue encarcelado hasta el día de hoy. Según los miembros de la comunidad que se reunieron con nosotros, Chabon fue el único grupo en el área más grande que había querido que el ex presidente Michel Martelly (quien había elegido a Jovenel Moise como su sucesor) viniera al vecindario para actuar durante las últimas festividades de Mardi Gras.

● El 13 de noviembre de 2018, Ti Junior y su grupo Chabon regresaron a Lasalin, fuertemente armados, y llevaron a cabo la masacre. Fueron acompañados por otros elementos paramilitares respaldados por el gobierno, incluido el oficial de policía Jimmy Cherizier, alias “Barbecue”, el oficial de policía Gregory Antoine, alias “Ti Greg” y otros oficiales de policía. Los perpetradores utilizaron varios vehículos, incluido un camión blindado que les brindó la Brigada de Operación y de Intervención Departamental (BOID), y varias camionetas de transporte público. Los residentes informaron que varias unidades policiales, incluidas una de BOID y la Unidad departamental para mantener el orden (UDMO), que involucraba al oficial Gustave Jouspite, estaban muy involucradas en el apoyo a Chabon, incluido el suministro de municiones. La masacre, que comenzó el 13 de noviembre, continuó de manera intermitente durante los siguientes días.12 El 21 de junio, la ONU finalmente emitió un informe sobre la masacre que implicaba a Pierre Duplan como coordinador, tal como lo habían estado denunciando los sobrevivientes de Lasalin desde noviembre. Según el informe de la ONU, Duplan admitió haber comunicado directamente con los perpetradores de la masacre en Lasalin.13

Los residentes de Lasalin y los periodistas haitianos con Radio Timoun informaron que hubo hasta ocho ataques de las fuerzas paramilitares respaldadas por el gobierno contra las personas de Lasalin entre la masacre del 13 de noviembre y nuestra llegada a Lasalin. En una entrevista con un periodista de Radio Timoun que reportaba noticias constantemente desde Lasalin, nos dijo que durante la última semana de marzo un ataque paramilitar incendió un mercado popular y mató a 13 personas. Mientras estaba en Lasalin, este reportero vio los restos de personas a quienes les pusieron llantas alrededor del cuello y luego fueron quemados hasta la muerte.14

La policía y los activistas de derecha presumen de sus roles en la masacre

El ex-líder de la policía Jimmy Cherizier (Barbecue) declaró públicamente que durante la operación en noviembre, varios agentes de policía de su grupo bloquearon las rutas de escape de Lasalin. Esta declaración corrobora el testimonio de los sobrevivientes en Lasalin acusándolo a él y a otros oficiales de policía de participar en la masacre. Cherizier ha negado el apoyo del gobierno a su organización, identificada correctamente como escuadrón de la muerte por los sobrevivientes. Sin embargo, esta negación es de esperarse dado el alto perfil de Barbecue como miembro del PHTK y como alguien que permanece sin cargos y libre. Significativamente, Barbecue agradece públicamente a Reginald Boulos, ampliamente considerado por el público haitiano como un oligarca de derecha, por su apoyo financiero. Boulos había sido integral en la financiación del golpe de Estado de 2004 contra el presidente democráticamente elegido y popular Jean-Bertrand Aristide. Durante una entrevista radial, Boulos admitió que estaba apoyando financieramente a los elementos paramilitares, alegando que estaban proporcionando programas sociales cuando el Estado estaba ausente.15

Contando a las víctimas

Debido al hecho de que tantos cuerpos fueron retirados y tanta gente desplazada, ha sido difícil obtener un número exacto de personas asesinadas, heridas y / o agredidas sexualmente. Las edades de los atacados el 13 de noviembre y los días siguientes oscilaron entre 10 meses y 72 años. Una organización haitiana de derechos humanos, RNDDH (Réseau National de Défense des Droits Humains), entrevistó a muchos residentes y pudo identificar a 71 asesinados. Sin embargo, los residentes y los defensores locales de los derechos humanos sostienen que este número es deplorablemente bajo, basado solo en la cantidad de cuerpos que realmente quedan en el suelo y que no tienen en cuenta ni a los enterrados ni a los que se llevaron. El reporte ENDDH describe en detalle cómo cada víctima fue asesinada, algunas fueron asesinadas con machetes con sus partes del cuerpo alimentadas a cerdos, algunas quemadas vivas, otras acribilladas con balas.17 La metodología empleada por la RNDDH para alcanzar estos hallazgos involucran, entre otros pasos, entrevistar a cuatrocientos treinta y nueve (439) miembros de la comunidad de Lasalin, incluidas las víctimas y los familiares de las víctimas. El informe del 1 de diciembre de 2018 concluye con una clasificación decisiva de los asesinatos del 1 de noviembre como una “masacre estatal” y declara categóricamente que los asesinatos no podrían haber ocurrido sin el apoyo del gobierno actual, en todos los niveles, para los perpetradores.

La periodista francesa Amelie Baron, que informa para la Agencia France-Presse de Haití, inicialmente colocó el número en 283 en un artículo que ya no parece estar disponible en línea.

Periodistas y trabajadores de derechos humanos que visitaron la escena poco después de la masacre nos dijeron: “Nunca sabremos cuántos fueron asesinados”: muchos cuerpos no fueron identificados, y sus familiares sobrevivientes se vieron obligados a abandonar el área. Otros cuerpos y restos pronto fueron eliminados; los líderes religiosos afirmaron que algunos, mientras que muchos otros, incluidos los quemados más allá del reconocimiento, simplemente fueron llevados en camiones de basura y arrojados a algún lugar. Muchas personas también fueron llevadas a hospitales: se estima que cientos resultaron heridos en los ataques. Luego están los que simplemente fueron encarcelados, sin registros. Ninguno de estos números adicionales

se contabiliza en los informes emitidos. Desde las protestas de Petro Caribe que comenzaron en el verano de 2018, cientos de personas han sido encarceladas, sin cargos y sin haber visto a un juez. Las mujeres fueron agredidas y violadas, algunas quedaron embarazadas. Una niña de 14 años violada por Ti Junior iba a las estaciones de radio para denunciar el crimen, pero no pudo obtener ayuda. Debido al estigma continuo que rodea a la violación y a que muchos se vieron obligados a huir, se desconoce la verdadera cantidad de personas que fueron agredidas sexualmente.

Entrevistas con residentes de Lasalin: realizadas el 1 de abril de 2019

Nuestra delegación de derechos humanos visitó Lasalin el lunes 1 de abril a última hora de la mañana y temprano en la tarde. El barrio, habitualmente lleno de gente, estaba inquietantemente vacío. No había nadie en las calles, y las casas, muchas de las cuales fueron derribadas, quemadas y / o completamente destruidas, fueron abandonadas. A nuestra llegada nos dijeron que la situación seguía siendo precaria y que la gente tenía que salir de las calles por completo a las 4 PM. Nos encontramos con un grupo de aproximadamente 15 a 20 miembros de la comunidad, compuesto principalmente por mujeres de diferentes edades que estaban ansiosas por dar testimonio sobre la masacre. Nos guiaron por una calle principal, mostrándonos viviendas, incluidas unidades de viviendas asequibles construidas durante la presidencia de Aristide, que habían sido disparadas por municiones pesadas con agujeros de bala de 2-3 pulgadas de diámetro.

Una persona tras otra describió cómo mataron a sus familiares, muchos fueron macheteados y / o quemados hasta la muerte. Las personas que entrevistamos dijeron: “Este barrio se ha convertido en un mausoleo. No hay agua, ni hospital ni escuela”. Nos dijeron repetidamente: “Ésta es una crisis humanitaria. Las personas no viven como seres humanos”. Las fotografías de las secuelas documentan los cuerpos dejados a pudrirse, para que fuesen comidos por cerdos o perros. Otras muestran cuerpos que habían sido macheteados y luego quemados.

Lo que sigue es el testimonio que reunimos de miembros de la comunidad durante nuestra visita a Lasalin. La traducción fue proporcionada en el terreno durante nuestra reunión en Lasalin por un traductor profesional haitiano. Los nombres de las personas que dieron testimonio han sido alterados para su protección.

De Mildred, una joven embarazada:

“El 15 de noviembre, mi esposo estaba en la casa conmigo y lo agarraron y usaron los machetes para matarlo … Perdí a mi esposo mientras estaba embarazada”. Ella cree que va dar a luz el próximo mes. y no tiene acceso a la asistencia sanitaria. Señaló sus pies hinchados y sin zapatos. Ahora está durmiendo al lado del océano, donde hay “brisa fuerte y mala” y sin comida adecuada.

De Jeanne:

“Perdí a mi hijo de 28 años. Fue quemado y yo también perdí a mi esposo. ¿Porqué?”

“Esta comunidad, Lasalin, tiene una reputación revolucionaria. No nos aliamos con dictaduras desde los Macoutes y Duvalier. Y aún ahora. Los niños, jóvenes y adultos aquí tienen la sangre de la revolución. Es por eso que al gobierno no le gusta esta comunidad … Entonces, lo que sucede es que el escuadrón de la muerte involucrado en estos asesinatos ha estado viviendo en un vecindario [cercano] ‘Na Chabon’. Han estado involucrados en agresiones sexuales, han estado involucrados en violar mujeres, y debido a esto, la comunidad [Lasalin] decidió que las mantendrían alejadas. Pero debido a esto, ellos [el escuadrón de la muerte llamado ‘Chabon’] se reunieron con Martine Moise, la Primera Dama de Haití, quien los ayudó a regresar después de 6 años para aterrorizar realmente a la población y matar gente”.

“Una cosa que es muy importante para nosotros, puedes ver estas casas, fueron casas que el presidente Aristide construyó … Las personas que vivían allí tuvieron que irse y entrar a una comunidad desplazada porque no pueden vivir aquí”.

“El 13 de marzo de 2019, hubo un gran incidente en el que asesinaron a algunas personas en esta comunidad e incluso los quemaron. En este momento, el lugar donde sucedió esto … puedes ver algunos de los esqueletos que se quemaron. Pero también esta comunidad está utilizando el lugar como un mausoleo en memoria de todas las personas que murieron. Es la casa donde vivían las personas y decidimos mantenerla como un mausoleo”.

“Así que toda la comunidad … esencialmente está viviendo a través de las mujeres que son vendedoras en la calle, vendiendo lo que puedan encontrar. Como un niño pequeño aquí en Lasalin está vendiendo algo. Puede ser un pez pequeño, puede ser un poco de comida frita, comida callejera. Pero como esto sucedió, si los niños ya no pueden participar en este tipo de actividades de venta, puede ser peor. Esto hace que la situación de hambre sea realmente horrible en esta comunidad. No he comido nada desde el sábado”. [Nos hablaba el lunes]

“Entonces, ahora, las personas en Lasalin no viven como deberían estar viviendo los seres humanos. Ellos [el escuadrón de la muerte] roban todo lo que las personas poseen en esta comunidad. Ahora la gente no tiene recursos
para cuidarse. Y durante el día puede ver que todavía hay mucha gente en la comunidad, pero cuando llegue a ser 4 o 5, verá que la gente se extenderá, buscando lugares debajo de los puentes, al lado del agua, para irse del vecindario, porque estará oscuro y puede pasar cualquier cosa con el mismo grupo que regresa sólo para atacar …”

“Ayer hubo disparos, pero podrían volver …”

De Daniel:

“Perdí a mi hijo”.

“En este momento la comunidad de Lasalin lo ha perdido todo. Allí puedes ver el edificio sin la ventana. Es un edificio que solía ser un hospital muy conocido. Ahora se ha ido …”

“Lasalin solía tener acceso al agua. Ahora ya no lo tenemos. La gente en Lasalin solía encontrar sus propias formas de sobrevivir, pero después de los
incidentes, las cosas empeoraron. Es por eso que la gente de Lasalin no solo está pidiendo asistencia legal por lo que sucedió, sino también pidiendo asistencia humanitaria …”

“La mayoría de las personas en esta comunidad han escapado y huido porque temen tanto por los nuevos ataques … Estoy bajo amenaza porque he estado involucrado en informar a las organizaciones de derechos humanos. Hemos escuchado amenazas … Desde la masacre, nadie del gobierno viene aquí para hablar realmente con nosotros. El primer ministro en ese momento [Ceant] dijo que todas las imágenes [de la masacre] que estaban en los medios y las redes sociales no eran imágenes reales de noviembre, sino que eran imágenes de 2004 [el año del golpe] .”

“… necesitamos encontrar justicia para lo que sucedió, para las personas que han perdido seres queridos, para las personas que ni siquiera encontraron los cuerpos de sus amigos y parientes cercanos para tener un funeral decente. Por todo esto, la gente de Lasalin quiere justicia. Y saben que la justicia no vendrá de este gobierno”.

De Annette:

“Tuve un hijo que tenía 24 años. Y él no era alguien involucrado en ninguna actividad problemática. Fue un artista y un DJ que ayudó con la música. Estaba adentro, el grupo entró, lo mató, lo cortó con machetes y lo quemó. Muchos otros han perdido seres queridos así. Mi casa fue saqueada. Ahora estoy lidiando con el hambre. Después de que todas estas masacres ocurrieron aquí, no tiene sentido que las personas tengan que escapar de la comunidad en la que nacieron y tener que irse a vivir al lado del océano donde hay una fuerte brisa mala [aire tóxico] … El presidente debería enviar a alguien aquí, tal vez un ministro o tal vez un director de algún lugar, para hablar con las víctimas, pero el presidente en realidad está trabajando con el escuadrón de la muerte. Se convierten en su séquito. Se convierten en su gente y de esta manera la gente de Lasalin vive constantemente bajo el miedo, la amenaza de que algo pueda suceder”.

De Paulette, una mujer mayor con una erupción cutánea:

Como explicó un hombre a su lado: “Su hijo fue cortado en pedazos. delante de ella y debido a este trauma fue tan malo que tenía todo esto [erupción]”. En sus palabras: “Le dispararon, luego lo cortaron y lo quemaron”.

Él tenía 32 años.

Jeanne continuó diciendo:

“Las personas que ven aquí son valientes. Quieren venir aquí [para hablar con ustedes] porque no tienen miedo. Hay personas que … no quieren volver a esta comunidad. Han visto demasiado. Se quedan junto al agua …”

“El grupo que perpetró esto es Chabon. Están conectados con el gobierno y están trabajando con el gobierno en el Ministerio del Interior. Este grupo [Chabon] apoyó a Martelly durante las elecciones. Ellos [la gente de Lasalin] no querían que Martelly entrara en Lasalin, pero este grupo apoyaba mucho a Martelly … Lo que ellos [Chabon] afirman es que tienen que controlar a esta comunidad porque de esta manera realmente controlarían la situación. Y quieren que esta comunidad se convierta en PHTK [partido gubernamental en el poder]. Pero esto [Lasalin] seguirá siendo oposición”.

De Jean, un joven:

“Quiero ver más seguimiento de esta delegación de derechos humanos porque lo que está sucediendo en Lasalin en este momento es algo que debe detenerse, porque lo que está sucediendo aquí en Lasalin es político. Está realmente orquestado por el gobierno que paga a estos muchachos por perpetrar todas estas violaciones … Y ahora tienen todo tipo de sistemas para torturar a las personas, como la quema de personas. Ellos enciendan a las personas vivas. Esto realmente ha traumatizado a toda la comunidad. Todo esto está siendo orquestado por un delegado del departamento llamado Pierrot que está bajo el PHTK [y] que quería convertirse en alcalde del partido pero no se pudo elegir … [entonces] asignó a tipos como Junior que solían vivir en la comunidad pero que fueron expulsados ​​por su participación en abuso sexual … Todas las personas que participan en la masacre tienen fotos”.

Jean nos explicó que los miembros de la comunidad también están exigiendo que Bout Jan Jan, un líder de la comunidad que proporcionó protección, sea liberado. “Martine Moise, la esposa del presidente Jovenel Moise, trató de sobornar a Bout Janan para desanimar a la gente a protestar contra el gobierno. Bout Janjan no hizo esto. En consecuencia, fue arrestado. Mientras fue arrestado, se creó la oportunidad para que Chabon, armado con armas del gobierno, atacara a la comunidad”.

Otro joven nos mostró una foto de su hermano que había sido asesinado, apuñalado y luego tenía su cuerpo desnudo puesto en exhibición.

Las condiciones de los refugiados de Lasalin quienes ahora viven en Waf Jeremy

Después de salir de Lasalin, viajamos a Waf Jeremy, un área al lado del puerto marítimo. Allí, entrevistamos a refugiados de Lasalin que apenas sobrevivían en un mercado abandonado. Hombres, mujeres, niños y bebés vivían todos juntos debajo de puestos hormigones de mercado fríos y húmedos cubiertos con mantas o simplemente cartón sobre pisos de cemento. Los pisos estaban llenos de insectos que los mordían en los pisos de cemento donde dormían. No había fontanería, ni baños, ni fuente de agua potable ni comida. El aire estaba denso con un olor a plástico tóxico y ardiente que enfermaba a las personas. Este era el lugar al que los obligaron a llamar hogar. Hasta el momento, nadie del gobierno los había visitado y / o tratado de ofrecer ayuda o reparaciones.

La gente explicó que tuvieron que huir de Lasalin, muchos de sus familiares fueron asesinados y sus casas destruidas. Quizás había 50 personas viviendo en el piso debajo de los puestos en una habitación grande. Las salas de mercado adyacentes también estaban llenas de gente. Estimamos que cientos vivían, con escasos recursos, en estas condiciones.

Como dijo una mujer mayor: “Esta es la peor mi casa fue quemada. Me fui sin ropa: alguien tuvo que darme un vestido. No tengo dinero y solo una persona para ayudarme”.

Debajo de un puesto nos encontramos con una joven madre y su pequeña hija de un mes. La madre nos dijo que había traído a su hija allí mismo en el piso de concreto. Sin comida para ella, no pudo amamantar adecuadamente al bebé, que parecía enfermo y abatido. No hubo atención médica. Para nuestra delegación, parecía que el bebé estaba al borde de la muerte.

Las matanzas y las masacres continúan

● El 2 de abril entrevistamos a mujeres activas en organizaciones de base. Betty, fundadora de la organización popular Mujeres Conscientes y Devotas, nos dijo: “La represión está alcanzando nuevas alturas y el país se está hundiendo en el caos. Estamos frente a una pared. ¡Existe una profunda sensación de inseguridad y terror, incluso para quienes tienen dinero! De camino a esta entrevista, hoy vi tres cuerpos con agujeros de bala en la cabeza”.

● El 24 y 25 de abril, hubo ataques en los vecindarios cercanos y populares de Tokyo y Kafoufey. Un periodista haitiano quedó atrapado en Kafoufey durante el ataque.

■ Desde la fecha, se han reportado asesinatos y masacres por parte de la policía y afiliados paramilitares en diferentes partes del país, dirigidos a barrios populares y activistas de base. El 18 de junio, Radio Timoun denunció una masacre en Village de Dieu. Desde entonces, múltiples medios y reportes de testigos presenciales han documentado que los perpetradores, incluido el grupo dirigido por Jimmy Cherizier, alias Barbecue, quemaron algunos cuerpos y eliminaron otros, lo que dificulta determinar el número de víctimas. Aunque se requiere más investigación para determinar el número de víctimas, los informes preliminares indican que decenas de personas fueron asesinadas. Una fotografía muestra solo las piernas que quedan de una víctima después de que el cuerpo restante se haya quemado. Más recientemente, nos llegan informes de que entre el 23 y el 24 de junio, policías y afiliados paramilitares violentaron y mataron tanto en Akay (Les Cayes) como en Kap Ayisyen (Cap Haitien). El número de personas heridas y asesinadas aún no se ha determinado.

■ El 24 de junio, según lo informado por Radio Timoun, Vision 2000 y otras estaciones de radio haitianas, las unidades de policía de seguridad presidencial CIMO y USGPN, que trabajan con afiliados paramilitares, abrieron fuego contra los manifestantes en Puerto Príncipe, matando quizás a tantos como 30. Se eliminaron los cuerpos y es difícil determinar el número exacto de los muertos sin más investigación. USGPN es infame en Haití por abusos contra los derechos humanos.

Presos políticos:

Como parte separada de nuestra investigación, también nos reunimos con abogados de derechos humanos de la oficina del Gabinete Masionneuve & Associes para conocer otros aspectos de la represión gubernamental.
Cientos de personas han sido arrestadas desde que comenzaron las primeras manifestaciones antigubernamentales en agosto. A menudo, los arrestados son encarcelados sumariamente sin documentos ni cargos. Las familias se ven obligadas a esperar durante días para determinar dónde están detenidos sus familiares. Si tienen suerte, pueden localizarlos, pero luego se deben presentar cargos y los abogados tienen que pasar por el complicado proceso de incluso obtener una audiencia.

Testimonio de Madame Joseph

“Hubo protestas del 6 al 7 de julio de 2018. Sin embargo, mi hijo no estuvo involucrado. Ni siquiera estaba en el barrio en esos días. A raíz de las manifestaciones, la policía todavía estaba ‘limpiando’. En el consiguiente ‘barrido’ de Arimage, nueve fueron arrestados, incluido mi hijo. Después de tres días, trató de obtener una audiencia, pero irónicamente, la fiscalía estaba en huelga y lo enviaron directamente a la prisión. Traté de encontrarlo durante tres días, yendo de oficina en oficina y finalmente lo encontré.

He tenido que gastar todo mi dinero y dejar mi vivienda solo para proporcionarle ropa y comida”.

Testimonio de Antoine

“Todavía no entiendo lo que sucedió. Estaba en mi casa preparándome para ir a la iglesia. La policía irrumpió en la casa y me arrestó. ¡Me arrestaron con mi Biblia! Fui golpeado y llevado. Mi madre no sabía dónde estaba, pensó que me habían matado. Todavía estaba en la escuela en el duodécimo grado y perdí mis exámenes. Estaba en una celda con otras 40 personas, muchas de ellas criminales. Las condiciones son horribles, está sucio, ni siquiera puedes acostarte y no hay comida y es muy violento. Tenía miedo todo el tiempo. Debería ser compensado por lo que me pasó.”

Testimonio de Pierre

“Estuve el 22 de noviembre de 2018 a las 6 a.m. Soy albañil y me iba de casa para un trabajo de construcción cuando me arrestaron. Me golpearon tanto que realmente pensé que iba a morir. Fui secuestrado y desaparecido. Hay entre 50 y 60 personas en una celda y generalmente hay un ‘jefe’ que a menudo está armado. Por eso es muy peligroso”.

“Gracias a Dios por las madres. Sin la mía no habría tenido comida ni ropa porque la prisión no te da nada”.

Estos escenarios se repiten una y otra vez.

Uno de los abogados, Marc Antoine Maisonneuve lo resumió: “No hay pruebas documentales, ni hechos, ni caso, ni registro. A veces tenemos suerte y tenemos un juez comprensivo o un fiscal medio decente y podemos sacarlos. Pero el número de prisioneros es abrumador y nosotros
no tenemos suficientes abogados para ayudarlos”.

Conclusión

Es nuestro hallazgo, basado en nuestra investigación, que la masacre de Lasalin fue dirigida y facilitada por el gobierno de Moise / PHTK. Lasalin fue elegido como el objetivo de esta masacre debido a su importancia como base de resistencia y escenario de protestas antigubernamentales. Esta fue ciertamente una razón por la cual la Primera Dama Martine Moise fue a Lasalin en octubre del 2018 e intentó convencer a los líderes comunitarios para detener las protestas.

Las masacres continúan. Debido a la falta de recopilación sistemática de datos, todavía no está claro cuántos han muerto, cuántos heridos y cuántos desplazados. Sin embargo, no sería exagerado decir que estos números pueden estar en cientos y tal vez más. Es esencial que se obtengan y analicen datos completos.

La evidencia de colusión gubernamental y paramilitar es clara. Al principio, el gobierno y otros medios de comunicación afirmaron que los asesinatos fueron horribles, pero que solo fueron el resultado de pandillas peleando por territorio. Sin embargo, se ha confirmado que los líderes de los asesinatos llegaron con la policía y la posterior masacre tuvo tanto protección policial como participación. Reginald Boulos también ha admitido públicamente que financia a líderes paramilitares involucrados en la masacre. Pierre Duplan, el delegado de PHTK para el Departamento Oeste de Haití, también ha sido implicado como coordinador de la masacre. Si bien el gobierno puede apoyar su enjuiciamiento y tratar de pintar la masacre como la llevada a cabo por un oficial “pícaro” y policías “pícaros” en coordinación con “pandillas”, está claro que la responsabilidad se extiende al más alto nivel del partido gobernante y gobierno. Se debe realizar una investigación exhaustiva y los responsables deben enfrentar cargos. Las personas heridas y desplazadas deben recibir reparaciones y se les debe garantizar el derecho a regresar a Lasalin y sus hogares con total seguridad.

También es imperativo que se investigue el papel de la embajada y el gobierno de los EE.UU. Tanto en la elección de Jovenal Moise como en la consiguiente corrupción y abusos de derechos humanos. Jovenel Moise fue puesto en el poder a través de elecciones fraudulentas en noviembre de 2016 celebradas bajo la ocupación de la ONU y con la ayuda del gobierno de los EE.UU. A pesar de la abrumadora evidencia de fraude, el Departamento de Estado de EE.UU. inmediatamente anunció que las elecciones eran legítimas y procedió a continuar brindando al gobierno haitiano apoyo financiero y diplomático. Al mismo tiempo, las Naciones Unidas, mientras anunciaban los preparativos para abandonar Haití, continuaron entrenando y creando una fuerza policial militarizada.18 Desde 2010, Las Naciones Unidas ha proporcionado $259.9 millones de dólares estadounidenses para entrenar, equipar y proporcionar asistencia técnica a la Policía Nacional Haitiana.19 Claramente, sin la intervención activa del gobierno de los Estados Unidos en los asuntos internos de Haití, el gobierno de Moise nunca habría llegado al poder. A medida que aumenta el número de víctimas de las atrocidades cometidas en Lasalin, es hora de que tanto Estados Unidos como las Naciones Unidas se vean obligados por su continuo apoyo al régimen represivo e ilegítimo que ahora está en el poder en Haití. El pueblo de Haití merece el derecho a vivir sin la amenaza diaria de violencia dirigida por el Estado.

Notas finales

1. RNDDH, The Events in La Saline: from Power Struggle between Armed Gangs to State-Sanctioned Massacre, 1 de diciembre de 2018, p.13. Los residentes de Lasalin también dijeron a nuestra delegación que Duplan estaba involucrado en coordinar la masacre.
2. https://minujusth.unmissions.org/en/minujusth-and-ohchr-release-report-… para leer el informe completo en francés: https://minujusth.unmissions.org/sites/default/files/minujusth_hcdh_rap…
3. “Dozens brutally killed, raped in Haiti massacre, police say. ‘Even young children were not spared’”, Jacqueline Charles, Miami Herald, 15 de mayo de 2019, actualizado el 17 de mayo de 2019, https://www.miamiherald.com/news/nation-world/world/americas/haiti/arti….
4. Athena Kolbe y Royce Hutson, “UN Peacekeepers in Haiti,” The Lancet vol.368/ edición 9538 ( 2 de septiembre de 2006). 8000 personas fueron matadas dentro de un año y medio después del golpe de Estado de 2004.
5 . Para más cobertura en “Sojourner Truth”, véase https://soundcloud.com/sojournertruthradio/sojourner-truth-radio-april-5. Para más cobertura en
“Real News Network,” véase https://www.youtube.com/watch?v=k6kQH-_IrAg&amp=&t=529s and https://www.youtube.com/watch?v=Vz64mWYpO9Q
6. Margaret Prescod, “Human Rights Delegation Condemns Political Massacres Tied to Haiti’s Government,” Comunicado de prensa, 8 de mayo de 2019.
7. Congresista Maxine Waters, “Congresswoman Waters Leads Delegation to Haiti; Finds Both Inspiration and Evidence of Violence”, Comunicado de prensa, 13 de mayo de 2019.
8. RNDDH, The Events in La Saline: from Power Struggle between Armed Gangs to State-Sanctioned Massacre, 1 de diciembre de 2018, p.5.
9. Ibid, pp.5-6.
10. Le Nouvelliste, “La Police Tire a Hauteur D’Homme au Pont-Rouge” (17 de octubre de 2018). También, véase el video de Le Nouvelliste’s https://youtu.be/UX-ac8kDFzM. Para más evidencia, véase el video del tiroteo policial en contra de los manifestantes, véase Kodinasyon Depatmantal Lwes Fanmi Lavalas https://www.facebook.com/1421526351403611/videos/2276771565875806/
11. RNDDH, The Events in La Saline: from Power Struggle between Armed Gangs to State-Sanctioned Massacre, 1 de diciembre de 2018, p.6.
12. Ibid, p. 7
13. https://minujusth.unmissions.org/en/minujusth-and-ohchr-releasereport-v…, informe completo en francés: https://minujusth.unmissions.org/sites/default/files/minujusth_hcdh_rap…
14. Entrevista con el equipo de Radio Timoun, 1 a 2 de abril de 2019
15. La entrevista con Barbecue fue publicada en Youtube el 27 de diciembre de 2018 bajo el título “Massacre ‘La Saline’ Jimmy Cherizier (Barbecue) Les Bandits ‘Legal’ dans la police Haïtienne.” La entrevista fue conducida por Bob C, un productor de radio haitiano y conocido como un simpatizante del PHTK. https://www.youtube.com/watch?v=BILs2IflG-A  La entrevista con Reginald Boulos fue conducida por un reportero con Radio Sans Fin, un medio progresista, el 25 de abril de 2018. Un periodista, Rospide Petion, con esta estación de radio fue asesinado el 10 de junio de 2019. Traducciones proporcionadas a pedido.
16. RNDDH, Massacre d’Etat à La Saline: Révision à la hausse du bilan des personnes tuées
et violées le 13 novembre 2018, (20 de diciembre de 2018).
17. RNDDH, The Events in Lasaline: from Power Struggle between Armed Gangs to State Sanctioned Massacre, p.8.
18. Aquí hay algunos ejemplos del fraude descubierto:

● Después de que Fanmi Lavalas, el partido político más popular de Haití, desafió con éxito las elecciones en la corte haitiana, Lavalas obtuvo una orden judicial para investigar los resultados de las elecciones. La Dra. Maryse Narcisse, candidata presidencial de Lavalas, visitó el Centro de tabulación de votos poco después de las elecciones, para investigar los resultados. La acompañaron funcionarios electorales, observadores, representantes de otro partido más pequeño en competencia, Meksepa, y del partido gobernante PHTK. Examinaron 78 hojas de conteo (proces verbaux) seleccionadas al azar, y todos los presentes acordaron que cada una de las 78 hojas era fraudulenta, sin excepción. La comisión electoral del CEP, respaldada por los EE.UU., terminó abruptamente el proceso de verificación legalmente obligatorio, invalidando esas 78 hojas de conteo particulares, pero no revisó las más de 13,000 hojas de conteo que quedaron por verificar. Con eso, el CEP aceptó inexplicablemente los “resultados” electorales fraudulentos como legítimos.

● El diputado ARBien-Aime y otros dos candidatos de PHTK hicieron una sorprendente revelación sobre UNOPS, una agencia de la ONU asignada a transportar urnas al Centro de Tabulación. Alegaron que mientras se encontraban bajo custodia de las Naciones Unidas, las urnas fueron cambiadas en el camino por urnas prellenadas. Además, un funcionario del Palacio Nacional estuvo involucrado en un accidente automovilístico en el que se derramaron en la carretera papeletas prellenadas, marcadas para el candidato presidencial del partido PHTK de Martelly, Jovenel Moise.

● 15 destacados intelectuales haitianos, indignados por “la clara participación de las agencias de la ONU en el fraude que empañó las elecciones”, escribieron una Carta Abierta a la Misión de la ONU afirmando que “el mundo entero está descubriendo, bajo la presión de la calle… la verdad de la mayor operación de fraude electoral… en los últimos 30 años en Haití”. *También, véase: “Opinion | Haiti Deserves a Legitimate Election”. The New York Times, The New York Times, 19 de enero de 2018, www.nytimes.com/2015/12/13/opinion/sunday/haiti-deserves-a-legitimate-e…… .
19. Citado en una carta fechada el 18 de abril de 2019, por Charles S. Faulkner, del Departamento de Estado de los Estados Unidos, a la representante Anna Eshoo, del Congreso de los Estados Unidos.

Autores del informe

Seth Donnelly es un maestro de escuela secundaria pública en la Bahía de California, donde ha enseñado estudios sociales durante casi dos décadas. Ha sido activista de los movimientos independentistas puertorriqueños y de liberación negra, realizando trabajo solidario con los presos de esos movimientos. También ha estado involucrado en el Comité de Acción de Haití desde 2004. Es autor del informe de 2005 Growing Evidence of a Massacre by UN Occupation Forces in Port-au-Prince. Neighborhood of Cité Soleil: a Summary of Findings of the US Labor and Human Rights Delegation to Haiti (en castellano: Barrio de Cité Soleil: Resumen de las conclusiones de la delegación de derechos humanos y laborales de los Estados Unidos en Haití, Berkeley: US Labor and Human Rights Delegation to Haiti, 12 de julio de 2005). Donnelly también ha sido coautor en 2005 de peticiones de derechos humanos presentadas ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos en las que censura a los gobiernos de Estados Unidos y Brasil por sus funciones.en los asesinatos de civiles haitianos tras el golpe de Estado de 2004.

Judith Mirkinson es una activista a largo plazo de derechos humanos y de la mujer. Ha pasado décadas haciendo trabajo de solidaridad internacional y es coautora del informe NLG 2007: Seeking Answers: Probing Political Persecution, Repression & Human Rights Violations in The Philippines (en castellano: Buscando respuestas: Probando la persecución política, la represión y las violaciones de los derechos humanos en Filipinas). Su artículo más reciente es: We Are Seeing Ourselves Being Dragged Back Into a Time When Women Were Dehumanized: Sexual Violence As a Tool of Repression in Haiti (en castellano: Nos estamos viendo arrastradas a una época en la que las mujeres eran deshumanizadas: La violencia sexual como herramienta de represión en Haití). Es presidenta del Capítulo de la Bahía de San Francisco de la NLG.

El Comité de Acción de Haití es una red de activistas con sede en la Bahía de California que han apoyado la lucha haitiana por la democracia desde 1991. Véase más información en haitisolidarity.net

El Gremio Nacional de Abogados (NLG) se dedica al principio de que los derechos humanos y civiles son más sagrados que los derechos de propiedad, el Gremio Nacional de Abogados busca unir a los abogados, estudiantes de derecho, trabajadores legales y abogados de las cárceles para que funcionen como una fuerza política y social efectiva para proteger y defender a las comunidades, a los movimientos de justicia social y a las organizaciones políticas y de base y a los activistas que defienden y organizan por esos derechos. Por más de 80 años, el Gremio Nacional de Abogados ha servido como el brazo legal de los movimientos que lideran la lucha por un cambio social significativo en los Estados Unidos. Como organización legal progresista y de izquierda, la NLG ha representado y defendido a activistas en los tribunales y en las calles. Obtenga más información en nlg.org o nlgsf.org

Los traductores del informe son:

Cristian Padilla Romero es un migrante e hijo de padres campesinos de Honduras. Actualmente, Cristian está estudiando su post-graduado en la Universidad de Yale enfocando en los movimientos sociales centroamericanos del siglo XX con un énfasis en radicalismo y acción colectiva de los pueblos afrodescendientes e indígenas. Su trabajo profundiza en tanto la migración laboral negra centroamericana como las luchas campesinas e indígenas desde los principios del siglo XX hasta los años setenta y ochenta. Adicionalmente, Cristian estudia las acciones injerencistas de los Estados Unidos en el mundo.

Jeanette Charles es hija de la diaspora haitiana, educadora popular, periodista, y organizadora. Actualmente estudia en la Universidad de California, Los Angeles enfocando en el radicalismo negro en América Latina y el Caribe. Es miembra del Comité en Apoyo al Pueblo de Chiapas (Chiapas Support Committee) y es la coordinadora de solidaridad internacional para Venezuelanalysis. Vivió en Venezuela por seis años y ha trabajado con los movimientos sociales de Venezuela desde 2010. Anteriormente estudiaba en la Universidad Bolivariana de Venezuela y la Cátedra Libre África tratando los temas del pan-africanismo y lazos históricos de solidaridad entre Venezuela y Haití. Además, es locutora y productora de radio bilingüe y coordinadora de delegaciones internacionales en varios países de América Latina y el Caribe.

CSC es un colectivo transnacional con raíces en los principios zapatistas y luchas de la liberación negra con un análisis anti-imperialista, feminista y queer desde la clase trabajadora, que acompaña a las resistencias y revoluciones en las Américas. Sus miembros facilitan talleres de educación política, organizan delegaciones internacionales y coordinan intercambios entre organizadorxs en América Latina, el Caribe y los EEUU.